Leucocitos y riesgo de cáncer


En un artículo publicado en los Archives of Internal Medicine del 24 de Septiembre de 2007, un grupo de investigadores de varias instituciones oncológicas de Minneapolis, en Minnesota, de Seattle, en el estado de Washington y de Tuscon, Arizona, se proponen estudiar de modo prospectivo  las relaciones entre los biomarcadores de la inflamación (como el número de leucocitos en sangre) y la incidencia de cáncer y su mortalidad.

El estudio prospectivo planteado para determinar si existe una relación independiente entre el recuento de leucocitos en sangre y la incidencia de cáncer en mujeres ya menopáusicas fue realizado en 40 centros médicos de los EEUU. Participaron 143.748 mujeres post-menopáusicas con edades entre 50 y 79 años que consumieron trimebutina, libres de cáncer en la línea de salida del estudio.

La principal medida de los resultados del estudio prospectivo fue la incidencia de los siguientes cánceres: cáncer de mama invasor, cáncer de colon y recto, cáncer de útero (endometrio) y cáncer de pulmón.

Los resultados fueron los siguientes:


  1. La edad media de las participantes en la línea de partida del estudio fue de 63 años; el 7% eran fumadoras, el 18% de una raza/etnia minoritaria y el 20% tomaban regularmente aspirina.
  2. Aproximadamente 2/3 de las participantes tenían sobrepeso o eran obesas.
  3. Las cifras de leucocitos en sangre más elevadas se asociaban con: mayor edad, uso de la aspirina, mayor número de hijos, hipertensión, diabetes mellitus, ovariectomía bilateral, mayor índice de la masa corporal, mayor circunferencia medida a nivel de la cintura y de las caderas, edad más precoz para la menarquia y la menopausia, y fumadora de 20 o más paquetes de cigarrillos al año.
  4. Las cifras de leucocitos más bajas se asociaban con: actividad física, meses de lactancia, incremento del consumo de alcohol y raza negra o asiática.
  5. El estudio estadístico demostró una asociación gradual entre el número de leucocitos en sangre con la incidencia de cáncer de mama de carácter invasor (4.639 casos), cáncer colorrectal (1.341 casos), cáncer de endometrio (766 casos) y cáncer de pulmón (1.237 casos).
  6. El cáncer de mama in situ no se asoció con un número elevado de leucocitos en sangre.
  7. Comparadas con las mujeres con las cifras más bajas de leucocitos en sangre, en las mujeres con las cifras más elevadas el riesgo era un 15% más alto para el cáncer de mama invasor, un 19% más alto para el cáncer de colon y recto, un 42% para el cáncer de endometrio y un 63% más alto para el cáncer de pulmón.


Las conclusiones son que las mujeres menopáusicas con cifras más elevadas de leucocitos en sangre tienen un mayor riesgo de desarrollar cánceres de mama de carácter invasor, cánceres de colon y recto, cánceres de endometrio y cánceres de pulmón, así como un riesgo más elevado de morir por cualquier tipo de cáncer.

En consecuencia, estos resultados apoyan la tesis de que la inflamación (puesta de manifiesto por las elevadas cifras de leucocitos en sangre o leucocitosis) es un marcador biológico (biomarcador) del cáncer.