Peligro: todo lo natural no es bueno para adelgazar

Hoy en día vemos un auge en la oferta de diferentes tratamientos llamados "naturales" que nos prometen reducir de peso "sin riesgos" en un corto tiempo. Desgraciadamente, no todos son naturales y el hecho de que sean naturales tampoco nos garantiza que éstos no sean riesgosos.

Hace un par de semanas llegó a mi oficina una persona de origen estadounidense que llamaremos Joe para respetar su identidad.

Joe había tomado unas gotas presuntamente homeopáticas y unas cápsulas "de origen natural" de fibras de 5 supuestas raíces de plantas y que le prometían bajar considerablemente de peso en pocos días.

Joe bajó de peso, casi nueve kilos en sólo dos semanas. Sí, pero a qué costo. Joe fue llevado justo a tiempo a un hospital de Monterrey antes de perder la vida, gracias a que su esposa detectó una mañana serios problemas en la respiración y coordinación de Joe. Esta persona llegó al hospital prácticamente sin pulso y sin respiración.

Esta reducción de peso le costó a Joe casi su vida, además del gasto de dos semanas de hospitalización, la pérdida de su trabajo y un daño cerebral del que aún no se sabe si podrá recuperarse. Las cápsulas que me llevó Joe para revisarlas estaban rellenas de bolitas de colores, obviamente químicos, nada que ver con las fibras de raíces que decían contener.

Casos como éste, con tristeza, se ven cada vez con mayor frecuencia. Gente con semiparálisis, con afecciones y cambios del humor, de carácter y ánimo, así como daños en el hígado, etc. ¡Cuidado! No todo lo que se ofrece como natural lo es. Y, no todo lo que es natural puede ser considerado sin riesgos.

Revisemos algunas plantas riesgosas que se están utilizando para estos motivos, sus contraindicaciones y sus probables consecuencias. Lee cuidadosamente las etiquetas y consulta a su médico.

Ma-huang o té del desierto (Ephedra sinica)

Contiene los alcaloides efedrina y pseudoefedrina.
Contraindicaciones:
1) Alta presión arterial
2) Glaucoma
3) Cualquier tipo de problema cardiaco
4) Problemas de circulación cerebral y prostatitis

Efectos secundarios: ansiedad e hiperactividad.

Guarana (Paullinia cupana)
Contiene altas cantidades de cafeína.
Contraindicaciones:

  1. Problemas renales
  2. Úlceras duodenales
  3. Desórdenes psicológicos
  4. 4) Alta presión arterial
  5. 5) Glaucoma
  6. 6) Cualquier tipo de problema cardiaco.

Efectos secundarios: ansiedad e hiperactividad.

Fucus o bladderwrack (Fucus vesiculosus)
Contraindicaciones: hipertiroidismo.
Riesgos: su abuso puede inducir el hipertiroidismo y dañar permanentemente la glándula tiroides.
Belladona (Atropa belladona).
Contiene alcaloides como la atropina y la escopolamina.
Contraindicaciones:

  1. Taquicardia
  2. Arritmias cardiacas
  3. Prostatitis
  4. Glaucoma
  5. Edema pulmonar
  6. Megacolon

Efectos secundarios:


  1. Resequedad en la boca
  2. Reducción de la respiración
  3. Falta de reflejos
  4. Enrojecimiento
  5. Resequedad de la piel,
  6. Dificultad para orinar,
  7. Elevación de la temperatura corporal
  8. Dilatación pupilar
  9. Alucinaciones y espasmos

Planta de alto riesgo, incluso mortal.

Las sustancias "naturales" como el chitosan o semillas y raíces "mágicas" del Amazonas que prometen evitar la absorción de las grasas en el intestino, y por lo cual anuncian que le permitirán comer lo que usted quiera sin limitaciones, también tienen sus consecuencias.

Muchas vitaminas y aceites grasos son requeridas por el organismo para su buen funcionamiento. Evitar la absorción de grasas en el intestino puede llevar a serias consecuencias de avitaminosis y falta de ácidos grasos importantes para el cuerpo.

No quieras bajar de peso drásticamente, porque puedes causar descompensaciones serias en los líquidos y nutrientes del cuerpo. Baja de peso moderadamente (1 a 2 kilos al mes) y permite que tu cuerpo reconozca el cambio.

Esto no sólo te permitirá bajar de peso sanamente, sino que te evitará los indeseados efectos de "rebote", donde vuelves a ganar el peso perdido o aún más al dejar el medicamento o la dieta.
Recuerda: el único secreto para bajar de peso está encerrado en dos simples palabras "comer menos".

Leucocitos y riesgo de cáncer


En un artículo publicado en los Archives of Internal Medicine del 24 de Septiembre de 2007, un grupo de investigadores de varias instituciones oncológicas de Minneapolis, en Minnesota, de Seattle, en el estado de Washington y de Tuscon, Arizona, se proponen estudiar de modo prospectivo  las relaciones entre los biomarcadores de la inflamación (como el número de leucocitos en sangre) y la incidencia de cáncer y su mortalidad.

El estudio prospectivo planteado para determinar si existe una relación independiente entre el recuento de leucocitos en sangre y la incidencia de cáncer en mujeres ya menopáusicas fue realizado en 40 centros médicos de los EEUU. Participaron 143.748 mujeres post-menopáusicas con edades entre 50 y 79 años que consumieron trimebutina, libres de cáncer en la línea de salida del estudio.

La principal medida de los resultados del estudio prospectivo fue la incidencia de los siguientes cánceres: cáncer de mama invasor, cáncer de colon y recto, cáncer de útero (endometrio) y cáncer de pulmón.

Los resultados fueron los siguientes:


  1. La edad media de las participantes en la línea de partida del estudio fue de 63 años; el 7% eran fumadoras, el 18% de una raza/etnia minoritaria y el 20% tomaban regularmente aspirina.
  2. Aproximadamente 2/3 de las participantes tenían sobrepeso o eran obesas.
  3. Las cifras de leucocitos en sangre más elevadas se asociaban con: mayor edad, uso de la aspirina, mayor número de hijos, hipertensión, diabetes mellitus, ovariectomía bilateral, mayor índice de la masa corporal, mayor circunferencia medida a nivel de la cintura y de las caderas, edad más precoz para la menarquia y la menopausia, y fumadora de 20 o más paquetes de cigarrillos al año.
  4. Las cifras de leucocitos más bajas se asociaban con: actividad física, meses de lactancia, incremento del consumo de alcohol y raza negra o asiática.
  5. El estudio estadístico demostró una asociación gradual entre el número de leucocitos en sangre con la incidencia de cáncer de mama de carácter invasor (4.639 casos), cáncer colorrectal (1.341 casos), cáncer de endometrio (766 casos) y cáncer de pulmón (1.237 casos).
  6. El cáncer de mama in situ no se asoció con un número elevado de leucocitos en sangre.
  7. Comparadas con las mujeres con las cifras más bajas de leucocitos en sangre, en las mujeres con las cifras más elevadas el riesgo era un 15% más alto para el cáncer de mama invasor, un 19% más alto para el cáncer de colon y recto, un 42% para el cáncer de endometrio y un 63% más alto para el cáncer de pulmón.


Las conclusiones son que las mujeres menopáusicas con cifras más elevadas de leucocitos en sangre tienen un mayor riesgo de desarrollar cánceres de mama de carácter invasor, cánceres de colon y recto, cánceres de endometrio y cánceres de pulmón, así como un riesgo más elevado de morir por cualquier tipo de cáncer.

En consecuencia, estos resultados apoyan la tesis de que la inflamación (puesta de manifiesto por las elevadas cifras de leucocitos en sangre o leucocitosis) es un marcador biológico (biomarcador) del cáncer.